CERCA DE 70.000 LUMINARIAS PARA ALUMBRAR LA M30

Hasta 41.100 luces encendidas de forma permanente y casi 70.000 si incluimos también las que se encienden sólo en ciertas franjas horarias. Ese es el equipamiento con el que cuenta Madrid Calle 30 en materia de iluminación, un área de actividad en la que está implicado todo el personal de la Sociedad para que el sistema cumpla siempre los más altos estándares de calidad.

El adecuado mantenimiento del sistema de iluminación así como la correcta programación de la intensidad de la misma son vitales para mantener unas condiciones óptimas de seguridad de la vía al proporcionar mejores condiciones de la visibilidad a los usuarios de la Calle 30. La baja luminosidad afecta directa y negativamente al régimen de circulación y a la capacidad de visión de los conductores, por lo que desde Madrid Calle 30 y Emesa, se hace un seguimiento continuo y exhaustivo para evitar que dichas condiciones de seguridad se vean reducidas en algún momento en cualquier punto de la vía.

La intensidad varía del horario diurno al nocturno en función del número de vehículos que circulan por la vía. A mayor número de vehículos es necesario mejorar la luminosidad del túnel, por ello durante el día el régimen de las luminarias es del 70% del total de su potencia, mientras que en horario nocturno, se baja hasta un 30%. En caso de incidente, las luminarias se ponen al 100% de su capacidad para que la intervención cuente con las mejores condiciones posibles tanto para los intervinientes como, sobre todo, las personas implicadas en el mismo.

luces2

A diario se reponen una media de 15 luminarias, entre las de exterior y las de interior. Las bajas se detectan mediante un sistema de monitorización continua que da la señal de alerta ante posibles anomalías en el mismo momento en el que se producen. Además, miembros del personal de Emesa realizan a diario rondas de inspección en las que comprueba el correcto funcionamiento de las instalaciones de alumbrado exterior.

Cabe destacar que desde Madrid Calle 30 tenemos activado, en los túneles, el protocolo DALI de control del alumbrado, diseñado para supervisar digitalmente balastros electrónicos y luminarias equipadas con ese tipo de tecnología. Este sistema regula una potencia total instalada de 2.400 kW y consigue un ahorro de un 13% del consumo del alumbrado permanente.