Centro-Control-01
Home El Centro de Control de MC30

Servicios

El Centro de Control de MC30

El Centro de Control de Madrid Calle 30, ubicado en la sede corporativa de Méndez Álvaro, al sur de Madrid, es el cerebro de la vía desde donde se gestionan y supervisan todas las operaciones e incidencias (unas 13.000 incidencias al año y unas 200.000 notificaciones) durante las 24 horas del día, los 365 días del año.

Gracias a los profesionales que trabajan en el Centro de Control, altamente cualificados, se ha convertido en un referente mundial en materia de gestión de tráfico y seguridad en túneles carreteros.

Está dotado con los más avanzados equipos y sistemas informáticos, que garantizan una circulación segura y fluida.

Entre sus principales elementos destacan el sistema de Detección Automática de Incidencias, el telemando de energía, el circuito de TV y varios Sistemas de supervisión, control y adquisición de datos (SCADA).

Los sistemas SCADA permiten que desde el Centro de Control se vigile, supervise y controle la totalidad de las instalaciones; así como las más de 400.000 señales procedentes de sistemas de seguridad, instalaciones electromecánicas, tráfico, comunicaciones y alumbrado.

Todos los sistemas centralizan el control de más de 1.600 cámaras, 700 postes SOS, una red de fibra óptica en anillo de 60 KM de F.O multimodo y 78 Km monomodo, 400 nodos de comunicaciones, 900 ventiladores, 550 paneles de mensaje variable, 40.000 luminarias, 120 puntos de medida de tráfico, 8.000 puntos de detección de incendio, analizadores de calidad del aire, además de otros equipos.

En caso de fallo de alguno de los sistemas, salta una alarma visual y acústica en la consola del operador que activa inmediatamente el protocolo adecuado para resolver la incidencia en el más breve plazo de tiempo posible.

El Centro de Control también dispone de equipos de comunicación directa con Emergencias 112.

Desde el Centro de Control es posible establecer comunicación directa con los usuarios. Para ello, los operadores pueden utilizar la megafonía instalada en el túnel, a través de los postes SOS o incluso interrumpir la emisión de radio FM en el túnel para dar información en directo a los conductores.

En el Centro de Control trabajan 7 personas por turno, dotación que aumenta en los periodos de mayor intensidad de tráfico.

Además, de forma periódica, se realizan simulacros en los que participan equipos de emergencia externos, como Policía, Samur-Protección Civil y Bomberos.

Los operadores de consola son los encargados de gestionar todos los equipos. Centralizan las comunicaciones con los usuarios, con los servicios de emergencia y con los equipos de mantenimiento.

Los operadores supervisan continuamente el estado del tráfico y del equipamiento de la M-30, lo que les permite detectar cualquier incidencia, desde un vehículo averiado hasta un accidente grave.

Los operadores también informan a los usuarios, a través de los paneles de mensaje variable, del estado del tráfico y de posibles incidencias en la vía.

Por su parte, los supervisores de sala coordinan el trabajo de todos los operadores presentes. Ante cualquier incidencia, son los encargados de garantizar que cada operador realice las tareas que tiene asignadas.

Por último, el jefe de turno es el máximo responsable de la explotación de la M-30. Es el encargado de coordinar las actuaciones del Centro de Control con los servicios de emergencia.

Además de nuestro principal punto neurálgico, tenemos repartidas a lo largo del anillo, 4 bases de intervención que garantizan la llegada a cualquier incidente en menos de 5 minutos:

  • Base de Calderón
  • Base de Méndez Álvaro
  • Base de Portugal
  • Base de Valencia

La actividad de conservación y mantenimiento de Calle 30 se gestiona, además, desde los siguientes centros de trabajo:

  • Centro de Conservación de Méndez Álvaro
  • Parcela de Méndez Álvaro (acopio)
  • Parcela de la M-30 PK 23+700 (acopio)